raspador de pies

Adiós a las durezas con el raspador de pies de So Eco

El calor está llegando (¡ya era hora!) y con él los zapatos descubiertos, las sandalias, y nuestros pies a la vista de todos. Y si durante el invierno no has cuidado tus pies, ahora te enfrentas a unos pies nada atractivos. Callos, durezas, talones secos y agrietados… ¡Acaba con ellos! Y luce unos pies cuidados y bonitos esta primavera y verano. So Eco nos lo pone muy fácil con su raspador de pies, ideal para hacernos la pedicura de forma fácil, rápida y cómoda. ¡Y por menos de 5€! ¿Quieres saber cómo utilizarlo?

1. Pon los pies en remojo.

Mete tus pies en agua tibia y disfruta relajándote durante 15 minutos. Si remojas tus pies, la piel se reblandece y será más fácil eliminar las durezas sin hacerte daño en el proceso. No importa si tus pies se arrugan, cuanto más suaves mejor.

2. Sécalos muy bien.

Cuando termines de remojarlos, seca tus pies muy bien con una toalla suavemente. Tus pies deben estar lo suficientemente secos para que el raspador cumpla su función sin problemas, pero un poco húmedos para que la piel siga manteniéndose suave.

3. Encuentra las áreas a trabajar.

Tus pies ya están suaves, por lo que es el momento de buscar las áreas más duras que vamos a raspar. Pasa tu mano sobre el pie centrándote en las áreas más problemáticas: talón, la parte superior de los dedos y los lados de los pies. Cuando ya tengamos claras las zonas afectadas, nos pondremos manos a la obra.

4. Utiliza tu raspador de pies de So Eco.

Levanta tu pie y colócalo en la rodilla opuesta. Esta es una buena posición para comenzar, siempre y cuando sea una postura cómoda para ti. Coloca tu raspador sobre las durezas y utiliza un movimiento hacia abajo para raspar la piel más gruesa. Continúa raspando hasta que todas las áreas del pie luzcan suaves. Evita las zonas sensibles o muy suaves, ya que no queremos hacernos daño.

5. Hidrata tus pies. 

Después de despedirnos de las durezas, te recomendamos utilizar una crema hidratante para mantener tus pies perfectamente hidratados. Pon especial atención en las áreas donde has utilizado el raspador. Realiza un pequeño masaje para que tus pies absorban la crema, aumentar la circulación sanguínea y relajar los músculos.

So Eco nos presenta dos tipos de raspadores: con dos caras y triple. La cara con el gránulo más grueso es ideal para talones, mientras que la cara con gránulo más fino es perfecta para las zonas más delicadas. Por otra parte, tenemos una lima para pulir la piel y conseguir mejores resultados. Y como no podía ser de otra forma tratándose de So Eco, estos raspadores están fabricados con materiales biodegradables.